Situada al Noreste del país se encuentra la ciudad de Ndola; a 50 km está la Misión de Mishikishi. Es una parroquia formada por 27 centros o comunidades, dirigidas por catequistas responsables. Cada centro tiene, a su vez, varios “fitente” o pequeñas comunidades de base.

Como sabéis, la Misión comenzó a existir gracias a la presencia del P. Sinesio, Operario Diocesano, y, más tarde, con la del P. Goyo. Ellos hicieron de Mishikishi un bello lugar donde se acogen internos entre 9 y 18 años; donde acuden

mujeres de los alrededores a recibir formación; donde los niños y jóvenes aprenden y reciben alimento; donde los jóvenes trabajan en la tierra, la granja... Mishikishi es, además, centro de acogida para los cristianos de esta parroquia de 100 km. de longitud por 30 km. de anchura. Aquí vienen la mayoría en las grandes solemnidades: Navidad, Pascua... y se reúnen los catequistas para revirar la marcha de sus comunidades y para su propia formación, una semana por trimestre.
¿Y las Discípulas de Jesús?

Llevamos varios años entre estos hermanos y, aunque es difícil la lengua el bemba, conectamos con todos, pequeños y grandes, a base de entrega y grandes dosis de cariño.